Saltar al contenido

Qué hacer si te roban el móvil

30/06/2019

Perder el teléfono móvil hoy en día es un lío si no tienes copias de seguridad de tu contenido.

En ese pequeño dispositivo se almacena todo tipo de información sobre ti: tus contactos, tus lugares frecuentes, tus redes sociales, fotografías, mensajes, datos bancarios, e-mail…

En resumen: TODA tu vida.

¿Qué hacer cuándo te das cuenta de que has perdido el móvil?

Lo primero que debes hacer al enterarte de que has perdido tu móvil es pensar «¿dónde, cuándo, cómo?», y si te lo han podido robar.

Tras esto, te darás las gracias si recuerdas a alguien o alguna situación que pueda indicar robo. También agradecerás recordar que tiene patrón o contraseña y que tienes acceso a él desde tu ordenador.

Si no es así, lo siento, puede ser que lo hayas perdido para siempre.

Después de saber qué ha pasado con tu móvil: te lo han robado, hurtado o lo has perdido. Debes tomar una decisión. (recuerda que la diferencia entre robo y hurto recae en el uso o no de la violencia. Es robo si se produce el empleo de la violencia. Es hurto si se apropian de tus bienes sin violencia.)

Denuncia el robo o hurto de tu teléfono móvil

Si te lo han robado puedes acudir al cuartel de la Guardia Civil más cercano o al cuartel de la Policía Nacional. Tras explicar lo sucedido podrás denunciar el robo.

Esto no te garantiza 100% su recuperación, pero al menos alerta de lo sucedido a las autoridades competentes.

Si no es caso de robo o hurto y simplemente lo has perdido, puedes acudir a una oficina de objetos perdidos o preguntar en el lugar en el que consideres que ha sucedido. Tampoco se puede garantizar 100% que lo vayas a encontrar, pero la suerte puede estar de tu lado.

Bloquea la tarjeta SIM de tu móvil

Tras todo esto, lo recomendable es llamar a la oficina de tu compañía telefónica para que bloqueen la tarjeta SIM. Haciendo esto evitarás que se puedan realizar llamadas desde tu teléfono perdido o que se puedan recibir SMS.

También sería importante recordar tu IMEI, es decir, el número que identifica al teléfono móvil. Conociendo este dato, podrías bloquear el teléfono evitando que alguien pueda usarlo.

Si no eres capaz de hacer ninguna de las dos cosas anteriormente mencionadas, tranquilo, te quedan otras opciones.

Accede a la nube dónde guardas tus archivos

La nube.

Quizás no nos hace muy felices ver nubes aproximándose en el cielo, ya que suelen ser preludio de una tormenta.

Pero en Internet la nube es un elemento clave para sobrevivir a sucesos como el robo o la pérdida de un móvil, su ruptura… en fin, que algo tan simple como un correo y una contraseña en OneDrive, icloud, google drive o dropbox puede salvarte de perder todos tus documentos y fotos.

La geolocalización puede ser la clave

Si tienes un iPhone, cuentas con una app llamada «Buscar» en la que poniendo tu nombre de usuario y contraseña vas a poder localizar en todo momento tu teléfono móvil e incluso vas a reproducir sonidos y vibraciones para poder encontrarlo.

Lo importante es tener acceso a tu teléfono en el ordenador y poder actuar desde este con la aplicación. Pero para que funcione debe estar activada en tu teléfono.

Como esta, hay otras aplicaciones para monitorizar y rastrear tu teléfono.

¿Qué hace el Derecho por ti ante esta situación?

Si te han robado o hurtado tu teléfono eres víctima de un delito y ten por seguro que la ley te ampara.

Aparte de poder denunciar lo sucedido, hay otros elementos de ayuda que nos proporciona el Derecho.

Imagínate que hacen un uso fraudulento de tu teléfono utilizando información bancaria extraída de tu historial de pagos o aplicaciones de pagos y te llegan cantidades desorbitadas de dinero extraídas sin permiso o pequeñas cantidades que merman tu cuenta poco a poco.

¿Quién te ayuda?

La ley de servicios de pago. En esta ley en su capítulo II podemos encontrar este artículo:

Autorización de operaciones de pago
Artículo 36. Consentimiento y retirada del consentimiento.
1. Las operaciones de pago se considerarán autorizadas cuando el ordenante haya dado el consentimiento para su ejecución. A falta de tal consentimiento la operación de pago se considerará no autorizada. El consentimiento para la ejecución de una operación de pago podrá darse también por conducto del beneficiario o del proveedor de servicios de iniciación de pagos.

Este artículo quiere decir que toda operación de pago realizada sin consentimiento no está autorizada.

Es un artículo clave, ya que si tú informas al banco pertinente de un robo o hurto de tarjeta o posible uso fraudulento de tu cuenta por haber perdido tu teléfono en el que tenías información bancaria, este puede poner un servicio de alertas en el que te avisen por SMS.

También funciona el sistema de avisos por correo electrónico de toda operación que sea de un mínimo de dinero.

Incluso pueden alertarte de cualquier operación en tu cuenta que no sea la típica que tú harías.

Aun así, debes tener en cuenta que tú eres el principal responsable de ese medio de pago, por ejemplo la tarjeta del banco. De hecho, cuando la solicitas y recoges firmas un contrato en el cual te comprometes a utilizarla debidamente y debes proteger sus credenciales de seguridad.

Es por eso que el banco puede llegar a no considerar tu solicitud de devolución del recibo si no llega a percibir ese uso como fraudulento y no cumples con el uso correcto de la tarjeta y la proteges.

En la ley que estamos tratando se hace una referencia a este punto en el artículo 41.

Artículo 41. Obligaciones del usuario de servicios de pago en relación con los instrumentos de pago y las credenciales de seguridad personalizadas.
El usuario de servicios de pago habilitado para emplear un instrumento de pago:
a) usará el instrumento de pago de conformidad con las condiciones que regulen la emisión y utilización del instrumento de pago, que deberán ser objetivas, no discriminatorias y proporcionadas y, en particular, en cuanto reciba un instrumento de pago, tomará todas las medidas razonables a fin de proteger sus credenciales de seguridad personalizadas;
b) en caso de extravío, sustracción o apropiación indebida del instrumento de pago o de su utilización no autorizada, lo notificará al proveedor de servicios de pago o a la entidad que este designe, sin demora indebida en cuanto tenga conocimiento de ello.

Como experiencia personal, ante un caso de robo, hurto o incluso fraude en el que pueda haber datos bancarios NO DUDES, llama a tu banco, informa de lo ocurrido y pídeles que te bloqueen la tarjeta, que te pongan un mínimo o que te den de alta en su servicio de alertas de operaciones.

Los seguros asociados a tu tarjeta que tienen cobertura por utilización fraudulenta son una buena opción a valorar antes de que pueda suceder un robo o hurto.

Los seguros asociados a tu teléfono también ofrecen cobertura, entre otras cosas, ante robos.

close

SUBSCRÍBETE Y ¡OBTÉN LA GUÍA GRATIS SOBRE COMO ENCONTRAR TRABAJO COMO ABOGADO! - Bárbara Gómez Antich, abogada penalista en ejercicio

Hola, 👋 si no quieres perderte las últimas publis en el blog y todo el contenido adicional que podemos ofrecerte cada semana...👇

Regístrate aquí para recibir este contenido en tu bandeja de entrada todos los lunes a las 10:00 (sin SPAM, prometido).

Enviando este formulario aceptas nuestra política de privacidad . Léela aquí para obtener más información.

Ayuda
Escanea el código