La violencia de género se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. 

En este artículo nos adentraremos en el ámbito de los peritajes psicológicos en violencia de género. Veremos en detalle en qué se basa y cómo se evalúa la credibilidad del testimonio.

Conceptualización de la violencia de género

La violencia de género es conceptualizada por la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, en su exposición de motivos, como “una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas por sus agresores carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión y que tiene como resultado un daño físico, sexual o psicológico”.

Esta violencia comprende tanto violencia física como psicológica. Dentro de esta se incluyen las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad. Además, las agresiones físicas tienen casi siempre consecuencias psicológicas. Por lo tanto, se hace patente la necesidad de realizar peritajes psicológicos en violencia de género.

Los hechos suelen suceder en el terreno privado. Habitualmente, son hombres con los que conviven o han mantenido una relación los que suelen cometer los actos violentos. Debido a eso, el impacto psicológico suele ser bastante significativo.

Por otro lado, el testimonio de la víctima cobra especial relevancia, su declaración puede ser hábil para desvirtuar la presunción de inocencia. Pero deben cumplirse tres requisitos:

  • Ausencia de incredibilidad subjetiva: con relación a las relaciones previas entre acusado y víctima.
  • Persistencia: el testimonio se mantiene en el tiempo sin ambigüedades ni contradicciones.
  • Verosimilitud: apoyada por corroboraciones objetivas de carácter periférico.

Violencia psicológica

Se consideran tres tipos de violencia que se interrelacionan dentro de las situaciones de malos tratos: el maltrato físico, el maltrato psicológico y el maltrato sexual, teniendo todas un objetivo común que es el control de la víctima.

En el contexto de la violencia de género, las agresiones físicas casi siempre producen consecuencias psicológicas. No obstante, se puede dar, únicamente, violencia psicológica, provocando numerosas secuelas a nivel emocional. Entendemos pues la violencia psicológica, tanto como un proceso violento en sí mismo, como efecto de cualquier tipo de agresión violenta.

La violencia psíquica es inherente a la violencia física o puede ser un anuncio de esta, o bien se puede dar independientemente de las agresiones. Es una forma de maltrato que a diferencia del maltrato físico, es sutil y más difícil de percibir, detectar, valorar y demostrar. Se desvaloriza, se ignora y se atemoriza a una persona a través de actitudes o palabras. La violencia psíquica se sustenta a fin de conseguir el control, minando la autoestima de la víctima, produciendo un proceso de desvalorización y sufrimiento.

La violencia psicológica actúa desde la necesidad y la demostración del poder por parte del agresor. Se busca la dominación y sumisión mediante presiones emocionales y agresivas. Este tipo de violencia “invisible” puede causar en la víctima trastornos psicológicos, desestructuración psíquica, agravar enfermedades físicas o, incluso, provocar el suicidio.

Conductas de violencia psicológica habituales en las situaciones de malos tratos:

  • Abuso verbal: Rebajar, insultar, ridiculizar, humillar, poner en tela de juicio la cordura de la víctima…
  • Aislamiento: Control abusivo de la vida del otro, mediante vigilancia de sus actos y movimientos, escucha de sus conversaciones, impedimento de cultivar amistades, restringir las relaciones con familiares, etc.
  • Abuso económico: Control abusivo de finanzas, impedirle trabajar, solicitando justificación de los gastos, haciendo la compra para que ella no controle el presupuesto, etc.
  • Amenazas: De herir, matar, suicidarse, llevarse a los niños, hacer daño a los animales domésticos, amenazar con irse o echar al otro de casa.
  • Intimidación: Asustar con miradas, gestos o gritos. Arrojar objetos o destrozar la propiedad. Mostrar armas. Cambios bruscos y desconcertantes de ánimo. El agresor se irrita con facilidad por cosas mínimas, manteniendo a la víctima en un estado de alerta constante.
  • Desprecio y abuso emocional: Tratar al otro como inferior, tomar las decisiones importantes sin consultarle, utilización de los hijos, prácticas de privilegios masculinos. Se la denigra intelectualmente, como madre, como mujer y como persona…

Consecuencias psicológicas más frecuentes en violencia de género

Trastorno por estrés postraumático (TEPT)

Depresión

Trastornos de ansiedad (ansiedad generalizada, ataques de pánico…)

Trastornos de la alimentación

Alteraciones del sueño

Abuso y dependencia de sustancias

Problemas psicosomáticos

Baja autoestima

Problemas crónicos de salud

Inadaptación. Aislamiento.

Problemas de relación social/familiar/laboral

Suicidio

La pericial psicológica en violencia de género

Protocolo de evaluación en víctimas de violencia de género:

Un protocolo adecuado y fiable de evaluación psicológica forense en situaciones de malos tratos debe tener en cuenta, principalmente, tres aspectos:

  • Establecer que el maltrato y la violencia psicológica ha tenido lugar.
  • Valorar las consecuencias psicológicas (lesión psíquica o secuelas) de dicho maltrato.
  • Establecer y demostrar el nexo causal entre la situación de violencia y el daño psicológico (lesiones psíquicas y secuelas emocionales).

Añadiríamos al protocolo anterior una cuarta área de valoración: 

  • La credibilidad del testimonio.

Estimación de la veracidad del testimonio

En el contexto jurídico, resulta imprescindible en los asuntos de violencia psicológica y en situaciones de malos tratos, en la mayoría de los casos por la falta de testigos y de otro tipo de pruebas, porque estas agresiones se producen en el ámbito privado, porque además puede pasar un tiempo hasta que se presenten las denuncias, dificultando así la obtención de la prueba que suele basarse, únicamente, en la declaración de la víctima.

La idea básica para valorar la credibilidad de un testimonio es que la memoria de lo percibido y lo imaginado, lo realmente ocurrido y lo que no se ha vivenciado, presenta características diferentes.
A grosso modo se evaluará y analizará la congruencia emocional, si su afecto es adecuado a lo relatado, la ausencia de estereotipos intelectualizados, si la información ofrecida en la entrevista forense posee consistencia y coherencia lógica y psicológica, etc.

Todo ello con el objetivo de aumentar e incrementar la validez y fiabilidad de la valoración realizada y como estrategia de apoyo para reforzar las conclusiones del dictamen pericial.

Se tendrá en cuenta, asimismo, las escalas de control de la validez de las respuestas, sinceridad, distorsiones y otras escalas de diversas pruebas e instrumentos psicométricos. Aunque esto no es suficiente para concluir veracidad o simulación, sí nos ayuda en la conclusión final sobre la misma.

Sacri Martín
Sacri Martín

Graduada en Derecho por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Actualmente cursando el máster universitario habilitante en el ejercicio de la abogacía. Especialización en Derecho Penal.

close

Hola! Ya que estás por aquí, hablemos un poco... 😉

Ahora no me apetece, prefiero continuar a la web.

Te propongo una cosa:

Imagina que eres estudiante y tienes miedo a no estar preparado para desempeñar tu profesión al terminar la carrera. O que, por el contrario, eres ya profesional y no consigues destacar en el sector.

Todo esto, seas del bando que seas, representa un problema con fácil solución gracias a nuestra comunidad jurídica y portal online.

En Iuris Fácil tenemos todo lo que se necesita para enseñarte lo que debes saber sobre el Derecho para que comiences o continúes tu sendero profesional con experiencia, ideas y rodeado de referentes en tu sector.

Sea cual sea tu caso. Me gustaría regalarte un pase al mundo jurídico real. ¿Te gustaría entrar?

Antes necesito saber la verdad sobre ti:

Si te ha gustado nuestra conversación, y me dejas tu correo en el formulario de abajo, te enseñaremos todo lo que debes saber sobre el Derecho y la profesión de la abogacía para que comiences o continúes tu carrera profesional de una forma ideal: rodeado de referentes en el sector.

¡No te preocupes! no te enviaremos spam, solo ideas geniales, recordatorios de publicaciones y consejos prácticos 😉

Aquí tienes nuestra política de privacidad para más información.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *