Desde la reforma del código penal en 2010,  L.O. 5/2010, de 23 de junio, de modificación del Código Penal, que comenzó a considerarse que las personas jurídicas tenían responsabilidad penal, los delitos económicos están en nuestro día a día. 

¿QUÉ ES UN DELITO ECONÓMICO? 

Un delito económico supone la existencia de actos delictivos cometidos con engaño con el objeto de buscar un beneficio propio en perjuicio de terceros, tales como la apropiación indebida de activos, la manipulación contable, la estafa, el soborno y la corrupción, el blanqueo de dinero, el fraude fiscal, etc.

Sin embargo, la cantidad y variedad de delitos económicos recogida por el Código Penal, es realmente amplia.

REGULACIÓN DE LOS DELITOS ECCONÓMICOS Y TIPOS QUE EXISTEN

Los delitos económicos se regulan en el Código Penal, concretamente en el Título XIII “Delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico”. Podemos clasificar los delitos económicos que afectan a las empresas en estos tres grupos:

Delitos contra la Hacienda Pública o la Seguridad Social. 

En este grupo se incluyen los delitos relativos al fraude fiscal y aquellos que se refieren a los derechos de los trabajadores. 

Delitos societarios. 

Son aquellos que implican una manipulación fraudulenta de documentos de una sociedad mercantil (como facturas) los que se refieren a una administración social desleal o los relativos a actuaciones que perjudiquen a los socios. 

Delitos socioeconómicos. 

Aquí se encuentran el fraude en las finanzas, el delito de blanqueo de capitales o las estafas. 

RESPONSABILIDAD PENAL DE LAS PERSONAS JURÍDICAS EN LOS DELITOS ECONÓMICOS

Para que una persona jurídica tenga responsabilidad penal, se deben dar los siguientes elementos: 

Tipicidad.

Esto quiere decir que los delitos que pueden cometer las personas jurídicas deben estar regulados como tipos penales en el Código Penal. 

Exoneración de responsabilidad.

En el caso en que la persona jurídica demuestre que ha tomado todas las medidas necesarias para el control y para prevenir delitos, podría verse exonerada de la responsabilidad penal. 

Penas que se pueden imponer.

Las penas que se pueden imponer a una empresa por la comisión de un delito económico son, entre otras, las siguientes: 

-Multas

-Suspensión de la actividad empresarial

-Inhabilitación para recibir subvenciones 

Circunstancias atenuantes.

Pueden existir circunstancias que atenúen la responsabilidad penal como la colaboración con los investigadores del delito o la confesión del delito. 

PRINCIPALES DELITOS ECONÓMICOS QUE PUEDEN COMETER LAS PERSONAS JURÍDICAS

Los delitos económicos más destacados que pueden cometer las personas jurídicas son: 

Delito contra la Hacienda Pública. 

Se produce cuando se elude el pago de impuestos, se aplican deducciones o se solicitan devoluciones que no corresponden legalmente… Para que se pueda considerar que existe un delito, el importe defraudado debe exceder de los 120.000 euros. 

Delito de blanqueo de capitales. 

Este delito se produce cuando se realizan acciones para eliminar el origen ilícito del dinero. Por ejemplo, se obtiene dinero del tráfico de drogas y se utiliza para comprar inmuebles. El blanqueo de capitales tiene una doble sanción: 

-Administrativa. 

Se deriva de la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales y puede consistir en multas, amonestaciones públicas o suspensión de autorizaciones, entre otros ejemplos. 

-Penal.

Desde un punto de vista penal el blanqueo de capitales puede ser castigado con una pena de prisión de 6 meses a 6 años y una multa del tanto al triple del valor de los bienes. 

Delitos contra el medioambiente.

Los delitos contra el medioambiente se refieren a una serie de conductas que suponen, por ejemplo, la realización de vertidos contaminantes en un entorno natural o la emisión de ruidos.

Descubrimiento y revelación de secretos.

En este caso se trata de acciones que tratan de captar secretos empresariales, por ejemplo, interceptando comunicaciones.

Delito de falsedad documental.

La falsedad documental se produce cuando una persona altera un documento o parte de este, por ejemplo, cuando se modifica la fecha de un contrato de trabajo. 

Existen varios tipos de falsedad documental: 

-La que afecta a documentos públicos. 

-La que se refiere a documentos oficiales. 

-La de los documentos mercantiles. 

-La falsedad en documento privado. 

PLAZO DE PRESCRIPCIÓN DE LOS DELITOS ECONÓMICOS

Los plazos de prescripción de los delitos finalizan la responsabilidad del autor de un delito, de esta forma, pasados los plazos establecidos en la ley no se podrá castigar al sujeto por la comisión de un delito.

Las penas que se establecen en el código penal tienen una función de prevención y reeducación con la finalidad de reinsertar al sujeto en la sociedad. 

Es por ello por lo que, dependiendo de la gravedad del delito, se establecen unos plazos en los que prescribe la pena. Eximiendo la responsabilidad del sujeto. Los plazos de la prescripción fueron modificados en la última reforma del Código penal del 1 de julio de 2015. 

Los plazos de prescripción de los delitos que establece el artículo 131.1 del Código Penal son los siguientes:

  • A los VEINTE AÑOS, cuando la pena máxima señalada al delito sea prisión de quince o más años.
  • A los QUINCE AÑOS, cuando la pena máxima señalada por la ley sea inhabilitación por más de diez años, o prisión por más de diez y menos de quince años.
  • A los DIEZ AÑOS, cuando la pena máxima señalada por la ley sea prisión o inhabilitación por más de cinco años y que no exceda de diez.
  • A los CINCO AÑOS, los demás delitos.
  • Los delitos leves y los delitos de injurias y calumnias prescriben AL AÑO.

Aquellas conductas que antes eran consideradas como FALTA y que con el nuevo Código Penal han pasado a convertirse en DELITOS LEVES, han aumentado el plazo de prescripción, antes de la reforma era a los 6 meses y ahora, UN AÑO.

Cuando la pena señalada por la ley fuere compuesta, se estará, a la que exija mayor tiempo para la prescripción.

El artículo 131.3 recoge los delitos que no prescriben en ningún caso. Estos son:

  • Delitos de lesa humanidad.
  • Genocidio.
  • Delitos contra las personas y bienes protegidos en caso de conflicto armado, salvo los que establece el artículo 614.
  • Delitos de terrorismo, si hubieran causado la muerte de una persona.

Sacri Martín
Sacri Martín

Graduada en Derecho por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) Actualmente cursando el máster universitario habilitante en el ejercicio de la abogacía. Especializándome en Derecho Penal.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *