«Amiguiños sí, pero a vaquiña polo que vale»: las preguntitas legales

IURIS FÁCIL se dedica a crear contenido jurídico en la red, mayoritariamente en castellano, pero hace tiempo que contamos con el apoyo de lectores/as de todo el mundo.

Aunque el siguiente mapa quizás te recuerde un poco al Plague.inc, en realidad es el mapa de visitantes por países de Iuris Fácil. Nosotros no tenemos la misma finalidad que un virus, pero nos gustaría llegar hasta el último país del mundo y expandir los conocimientos en Derecho.

Como gallega que soy, os presento la novedad del mes en el blog de esta forma: «AMIGUIÑOS SI, PERO A VAQUIÑA POLO QUE VALE». Este es un dicho gallego por excelencia que se puede traducir al castellano como «amiguitos sí, pero la vaquita por lo que vale» pero pierde la esencia natural de la sorna gallega.

¿Qué quiero decir con esta frase? o ¿qué pretendo con esta frase?, pues lo que pretendo es seguir el movimiento de: por un año en el que nos paguen las «preguntitas» legales. Frase que si no habéis escuchado…raro es. ¿No habéis visto publicaciones en Instagram de discusiones con clientes por el pago de consultas? o ¿no habéis visto perfiles de Instagram que, hartos de cantidad de consultas que les llegan (esperando ser gratuitas), ponen como biografía: «no hago consultas gratis»?

Pues en Iuris Fácil lo hemos visto y hemos pensado varias cosas:

«¡Anda!, pues el otro día nos llegaron dos consultas, y buscando la respuesta óptima para complacer a la persona pertinente tardamos casi una hora. Oye, pues esa hora podría haberse dedicado a clases online o contenido en la web. Vaya…si dedicamos hora y media a escribir para hacer publicaciones gratuitas, otra hora para editar y revisarlas, y además, dedicamos una hora o media por persona a responder consultas jurídicas gratuitas o ayudar con apuntes o materias de clase…¿cómo sostenemos la web y su coste?»

Ahí podéis ver que algo falla. Al igual que no se puede pintar una casa sin pintor/a ni pintura, y este cobra los materiales necesarios y su mano de obra al cliente…no se puede tener una web con profesionales que presten su conocimiento sin darles algo a cambio por gestiones a mayores (consultas, preguntas, ayuda…etc).

En Iuris Fácil ayudamos a muchas personas mediante nuestras publicaciones y nuestros grupos de whatsapp, que crean una comunidad gratuita e interactiva en la que los estudiantes y profesionales se prestan ayuda unos a otros. Además, contamos con cursos y clases magistrales online para que cualquier persona pueda adquirir conocimientos jurídicos. Es por eso que estamos a favor de que la comunidad se preste ayuda mutua, pero también de que el trabajo y el esfuerzo personal se premien. Por eso vamos a integrar un sistema de consultas online que respete tanto el bolsillo de los clientes (money money) como el trabajo y conocimientos de nuestros profesionales (y su bolsillo también 😉).

¿Cómo justificamos cobrar las consultas básicas?

Primero: es trabajo intelectual para el cual el profesional ha estudiado durante al menos cuatro años y uno más para el máster y otro para el examen de acceso. Eso sin contar las dificultades de las asignaturas y lo que conlleva suspender alguna (si, money, money y tiempo, tiempo), sin contar los cursos y seminarios para especializarse…etc. Ah, y suma las prácticas en las que si vas a buen despacho aprendes y si no, te especializas en la máquina del café o la fotocopiadora.

Segundo: vivir siendo abogado/a autónomo/a no es fácil. Vivir en general…no es fácil. Tus ganancias siendo abogado/a autónomo/a son en base a trabajo. Si empezamos a hacer cuentas, entre seguro de responsabilidad civil, despacho, cuota de autónomos, mantenimiento de la web, impuestos (IRPF, IVA…), contabilidad, otros gastos…etc, da una cifra de: «uff, como no encuentre clientes, este mes ni para el alquiler».

Tercero: la vida cuesta vivirla, a parte de los costes del trabajo en sí del punto anterior, todos/as tenemos gastos básicos.

Y para terminar las justificaciones para el cobro de consultas básicas e iniciales, tengo dos enlaces para que veáis en la web Legal Today que están muy bien. La temática es la problemática del cobro de consultas por parte de los abogados/as a sus clientes. Su autor es Oscar Fernández León, Abogado. Experto en habilidades profesionales (@oscarleon_abog).

Enlaces:

Por qué a los abogados nos cuesta solicitar nuestros honorarios.

Las preguntas más incómodas del cliente al abogado en materia de honorarios.

Conclusión final y presentación del proyecto

No puedo comprender la facilidad con la que la gente olvida el esfuerzo que requiere adquirir conocimientos en este campo, y no solo en este, en todos. Es comprensible que haya gente a la que le parezca costoso contratar a un abogado/a, consultor/a o gestor, pero…¿no es más costoso hacer frente a los problemas desde el desconocimiento?

Debemos tener algo claro: una sociedad sin personas que le presten servicio, no funciona. Una sociedad sin empresas, sin empresarios/as…no funciona. Necesitamos médicos/as, abogados/as, peritos/as, pintores/as, panaderos/as, fruteros/as…y toda profesión que os imaginéis. Pero para que existan y funcionen bien, hay que ser conscientes de que necesitan apoyo.

Por eso os quiero presentar la novedad de Iuris Fácil: CONSULTAS ONLINE, a un precio justo para el cliente y justo para el profesional. Nuestros profesionales no van a cobrar un euro o cinco euros por consulta prestada, y nuestros clientes no van a agujerear sus bolsillos.

Photo by Daria Shevtsova on Pexels.com

Accede a las consultas: consultas-juridicas

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Phone 659141287 E-mail iurisfacil@gmail.com Hours Envíanos un electrónico o whatsapp cuándo lo necesites, (horarios de administración: Lunes a Viernes: 16:00-19:00)
All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove
Subir a inicio
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close