Testimonios

by Fátima Amboage Santos on Iuris Fácil

«Aprendizaxe continuo, colaboración, compañeirismo e mocidade emprendedora».

Iuris Fácil axuda a todo aquel que o precise apoiándose nas últimas tecnoloxías, de modo que o cliente (sexa consumidor dunha masterclass sobre cálculo de penas ou dunha consulta sobre arrendamento de bens inmobles de natureza rústica, por exemplo) poida ter a resposta aos seus problemas e inquietudes de forma prácticamente automática, sen necesidade de desprazamento, dende o sofá da súa casa e por profesionais que continuamente actualizan os seus estudos ante as constantes novidades lexislativas.

É importante destacar o estudo das entradas do blog, as cales analizan as máis recentes noticias do mundo xurídico que tanto preocupan á sociedade.

by M. Ángeles López on Iuris Fácil

Desde que colaboro con Iuris Fácil, me ha hecho ver que todos tenemos algo que aportar a esta sociedad, y que siempre hay alguien interesado en leerte. En definitiva, abrirte hueco dentro del amplio mundo jurídico.

La primera vez que oí hablar del blog, fue en RRSS. Me sorprendió sobretodo tener la información de una manera clara, sencilla y directa, teniendo en cuenta que mundo jurídico es bastante farragoso en sus términos y complejo de entender. Encontrar cosas tan sencillas como los explican los compañeros del blog es sobretodo motivante.

Lo que más me ha sorprendido es el gran valor humano de las personas que lo conforman, jóvenes con ganas de colaborar, y muy entusiastas, buscando de hacer el mundo un lugar mejor desde el óptica legal.

Entiendo mejor nuestros derechos y obligaciones, y colaborando entre nosotros, considero que es una idea diferente a la de ver el mundo jurídico en todas sus vertientes, estudiantes, abogados, asociaciones y hace desde mi punto de vista uno de los blogs legales más completos que he conocido en la fecha.

by Carlos Rodríguez Martín on Iuris Fácil

“Iuris fácil es, no solo un gran proyecto que fomenta la unión de excelentes profesionales y la suma de esfuerzos por medio de un trabajo colaborativo que resulta en beneficio del ciudadano, es mucho más que eso.

Estamos ante un proyecto pionero de hermandad en la profesión. Por desgracia, los abogados formamos parte de un entorno donde habitualmente, la competitividad se impone al compañerismo. El resultado de esa filosofía, es el deterioro de una profesión basada en las relaciones humanas. Y, en mi opinión, con esa mentalidad, perdemos todos.

Ojalá este proyecto del que tengo el place de formar parte y que integramos muchos profesionales del derecho, sea la punta de lanza de un cambio real en la profesión, un cambio que logre que haya más diálogo, más compañerismo y un bien común por encima del individual (que, sin duda es también legítimo y compatible con el primero), como es la defensa de la tan noble profesión de abogado. Con una abogacía fuerte, valiente y unida, tendremos una ciudadanía más fuerte y sin duda, mejor atendida.

Gracias Iuris Fácil”.