¿Qué es el acoso laboral?

Cualquier conducta abusiva (comportamientos, palabras, actos, y toda una gama de lenguaje) llevada a cabo por uno o varios miembros de una organización, de forma reiterada, contra la personalidad, la dignidad o la integridad de otro individuo de la misma empresa. Estas conductas abusivas implican presiones y ataques hacia la víctima, produciéndole daño psíquico. Paralelamente, el acoso general un ambiente de trabajo tenso, desagradable, y de baja productividad. El objetivo de estos comportamientos suele ser destruir psicológicamente a la víctima, llevándole incluso a abandonar la organización.

¿De qué formas puede manifestarse?

Existe acoso laboral horizontal y vertical. El tipo horizontal se refiere al acoso entre compañeros de trabajo del mismo rango u ocupación. El acoso vertical se refiere al que se produce entre miembros con diferentes niveles jerárquicos. El acoso vertical puede ser de arriba hacia abajo (conductas generadas por un superior hacia un subordinado, es el tipo más frecuente) o de abajo a arriba (conductas de acoso por parte de un subordinado hacia un superior).

Algunas formas de acoso horizontal:
  • Rumores: “Empezaron a decir que estaba liada con el jefe”
  • Insultos: “Me han dicho de todo: loca, cerda, sinvergüenza, fea”
  • Criticar su trabajo: “Todo lo que yo hacía estaba mal para ellos. Sin embargo, cuando mi compañera decía que el trabajo lo había hecho ella, era todo maravilloso”
  • Criticar su aspecto físico: “Me decían que daba asco, que parecía una yonki”
  • Imitaciones: “Imitaban mi forma de andar y mi voz”
  • Dar a entender que la víctima tiene problemas psicológicos: “Les dijeron a mis clientes que tomaba pastillas, que estaba loca y que no estaba para trabajar”
Algunas formas de acoso vertical:
  • Restringir las comunicaciones: “Me dijeron que a partir de ese momento no hablaba más con nadie, ni con clientes ni con compañeros. Me hicieron invisible”
  • Aislamiento físico (cambio de ubicación): “Me cambiaron de puesto y me dijeron que tenía que cambiar yo el ordenador de sitio. Me dijeron que me pusiera al lado de la puerta, donde nadie quería estar porque hacía corriente”
  • No asignar tareas: “Sabían que tengo TDAH y que no soporto estar sin hacer nada y les dio igual, me dijeron que lo hacían por mí, para que estuviese tranquilo unos días”.
  • Desprestigio delante de compañeros: “Chicos, a la princesita le molestan vuestros ruidos y ha venido a hablar mal de vosotros al despacho, cuidado con ella”.
  • Amenazas de despido: “Te juro que te vas sin los papeles del paro arreglados como no lo hagas”.
  • Supervisión excesiva: “Sentía su mirada en el cogote todo el día”
  • Excluir de las reuniones: “Dejaron de ponerme en copia en los correos y de convocarme a las reuniones, ya no era nadie”

¿Existe un perfil de la víctima?

En la literatura científica podemos encontrar múltiples tipologías de víctima (ej. González de Rivera y Rodríguez, 2003; Piñuel, 2002). Sin embargo, no existe un perfil de víctima, cualquiera puede serlo.

¿Cómo puede afectar el acoso en la salud de la víctima?

El acoso laboral puede ocasionar importantes consecuencias, tanto físicas como psicológicas y sociales. La psicopatología más frecuente en víctimas de acoso laboral es la ansioso-depresiva. Dentro de la sintomatología ansiosa, destaca la prevalencia del trastorno de estrés postraumático (Vega et al, 2009).

Ejemplos de síntomas de ansiedad: sentimientos de temor, fracaso, impotencia, sudoración, problemas de conciliación y mantenimiento del sueño, apatía, rumiación de pensamiento, pensamientos intrusivos (pensamientos que se vienen continuamente a la cabeza sin aparente control), etc.

Ejemplos de síntomas depresivos: inestabilidad emocional, apatía, disforia (emoción desagradable acompañada de tristeza), anhedonia (pérdida del interés por cosas que antes valoraba), etc.

También son frecuentes las somatizaciones (dolor de cabeza, dolores gastrointestinales, trastornos de la alimentación) y los comportamientos sustitutivos (ej. adicciones, conductas de evitación, etc.)

¿En qué consiste la evaluación pericial sobre acoso laboral?

Una correcta evaluación pericial no debe quedarse únicamente con lo que dice el cliente. En primer lugar, es necesario realizar un análisis del caso y de la documental existente. A posteriori, se realizarán entrevistas de evaluación psicológica y se aplicarán pruebas psicométricas objetivas (test). El objetivo de estas últimas es recoger información válida y fiable.

En estos casos, los peritos tenemos en cuenta información relativa a: características personales del individuo, antecedentes psicopatológicos, historia laboral, análisis del puesto de trabajo, origen del conflicto laboral, estrategias de acoso sufridas, frecuencia del acoso, consecuencias (físicas, psicológicas, familiares y sociales), etc.

Además, debido a las ganancias y pérdidas que se juegan en estos procedimientos, debemos tener en cuenta la posibilidad de que el cliente esté simulando síntomas. Un elemento clave para descartar esta posibilidad (en mayor medida), es la aplicación de cuestionarios que contengan escalas de validez, y la aplicación del cuestionario específico de simulación de síntomas (SIMS).

Toda la información recabada se pondrá en común con la literatura científica y, para concluir que el daño detectado en una víctima es ocasionado por los hechos que esta denuncia, es requisito fundamental establecer la relación de causalidad.

¿Eres víctima de acoso laboral?

  1. Denuncia
  2. Evalúa el daño psicológico que te han ocasionado. No sólo te servirá como prueba, sino que te permitirá conocer tu estado de salud y tu posible necesidad de atención clínica.

Ps. Forense
Ps. Forense

Andrea García, psicóloga forense

close

Hola! Ya que estás por aquí, hablemos un poco... 😉

Ahora no me apetece, prefiero continuar a la web.

Te propongo una cosa:

Imagina que eres estudiante y tienes miedo a no estar preparado para desempeñar tu profesión al terminar la carrera. O que, por el contrario, eres ya profesional y no consigues destacar en el sector.

Todo esto, seas del bando que seas, representa un problema con fácil solución gracias a nuestra comunidad jurídica y portal online.

En Iuris Fácil tenemos todo lo que se necesita para enseñarte lo que debes saber sobre el Derecho para que comiences o continúes tu sendero profesional con experiencia, ideas y rodeado de referentes en tu sector.

Sea cual sea tu caso. Me gustaría regalarte un pase al mundo jurídico real. ¿Te gustaría entrar?

Antes necesito saber la verdad sobre ti:

Si te ha gustado nuestra conversación, y me dejas tu correo en el formulario de abajo, te enseñaremos todo lo que debes saber sobre el Derecho y la profesión de la abogacía para que comiences o continúes tu carrera profesional de una forma ideal: rodeado de referentes en el sector.

¡No te preocupes! no te enviaremos spam, solo ideas geniales, recordatorios de publicaciones y consejos prácticos 😉

Aquí tienes nuestra política de privacidad para más información.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *