LA PENSIÓN DE ALIMENTOS A LOS HIJOS. DIFERENCIAS ENTRE GASTOS ORDINARIOS Y GASTOS EXTRAORDINARIOS

En un proceso de separación o divorcio en el que haya hijos, uno de los conceptos básicos que debemos tener es ¿qué es la pensión de alimentos? Y una vez tenemos claro este concepto, debemos saber qué gastos se consideran ordinarios y cuales extraordinarios.

Vamos a intentar aclarar ambos conceptos a continuación.

¿Qué es la pensión de alimentos?

            La pensión de alimentos referida  a la obligación entre parientes, la encontramos definida en el Art. 142 del Código Civil, “ Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica.

Los alimentos comprenden también la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aún después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable”.

Una vez está clara la definición de la pensión de alimentos, debemos distinguir entre los gastos considerados como ordinarios (incluidos en la pensión de alimentos) y los gastos extraordinarios, los cuales no se encuentran incluidos en dicha pensión y deberán ser abonados a partes iguales por ambos progenitores.

GASTOS ORDINARIOS

            Estos gastos son los que se encuentran incluidos en la pensión de alimentos fijada normalmente de forma mensual.

Las características que definen este tipo de gastos son: necesarios, previsibles y periódicos e imprescindibles para el sustento, habitación, vestido, y asistencia médica.

            Son satisfechos por el progenitor no custodio con el importe de la pensión de alimentos. Esta pensión deberá ser proporcional entre los medios del alimentante y las necesidades del alimentista, tal y como recoge el Art. 146 del Código Civil.

EJEMPLOS GASTOS ORDINARIOS

            1. Gastos de educación obligatoria, cuotas de colegios, matrícula o material escolar.

            2. Las cuotas de asociaciones de padres, uniformes.

            3. Clases particulares previsibles y periódicas.

            4. Transporte escolar y comedor.

            5. Actividades extraescolares si ya existían cuando se pactó o estableció la pensión de alimentos.

GASTOS EXTRAORDINARIOS

            Son aquellos gastos que son necesarios e imprescindibles pero que además son imprevisibles, imprescindibles y no periódicos, siempre que sean necesarios para los intereses del alimentista.

Así mismo, dentro de la clasificación de gastos extraordinarios estos se pueden dividir en:

  1. Gastos imprescindibles ( por ejemplo ,gastos médicos y farmacéuticos)
  2. Gastos necesarios (por ejemplo, gastos odontológicos)
  3. Gastos accesorios ( por ejemplo, asistencia médica privada)
  4. Gastos complementarios ( por ejemplo, clases particulares )

 La obligación de pago de estos gastos extraordinarios existe porque son necesarios para el hijo. Tienen carácter excepcional, y deberán ser satisfechos por ambos progenitores a partes iguales.

 Pero además, existen los gastos que no son necesarios sino voluntarios y potestativos como podría ser unas clases de equitación. En estos casos, ambos progenitores deben consensuar la conveniencia de tal gasto y en caso de no estar de acuerdo, el gasto deberá abonarlo, el progenitor que lo haya decidido de forma unilateral.

Debemos tener claro que, para poder solicitar la ejecución del pago de un gasto extraordinario, el progenitor custodio deberá consultar al progenitor no custodio sobre la conveniencia y/o necesidad del gasto siempre que no sea un gasto urgente. Dicha consulta deberá hacerse siempre a través de un medio fehaciente, es decir, por un medio del que pueda quedar constancia como puede ser un email, un SMS, correo ordinario, etc.

La falta de oposición por parte del progenitor que recibe la comunicación, a través de un medio fehaciente, en el plazo de 10 días, implicará su consentimiento de forma tácita. En caso de desacuerdo, el gasto deberá abonarlo, el progenitor que lo haya decidido de forma unilateral.

Es difícil realizar una clasificación exacta de los gastos que son considerados extraordinarios, y tal y como estableció la AP de Jaén, en sentencia de 13 de diciembre de 2013, lo más efectivo es examinar en cada caso qué gastos merecen pertenecer a este grupo.

Sin embargo, aunque es difícil realizar una clasificación cerrada de gastos extraordinarios, sí se puede indicar qué gastos más frecuentes reciben la consideración de gastos extraordinarios.

EJEMPLOS DE GASTOS EXTRAORDINARIOS

            1. Gastos sanitarios como pueden ser los odontológicos, psicólogos, fisioterapia o rehabilitación, ópticos, en definitiva, los gastos médicos no cubiertos por el sistema público de salud.

            2. Gastos de carácter educativo como clases particulares de apoyo motivadas por un bajo rendimiento académico.

            3. Viajes de estudios cuando se consideran necesarios, sería el caso de aquellos que son realizados por todo el curso y sería difícil explicar al hijo la no realización del viaje por diferencias entre los cónyuges.

            4. Los gastos del carnet de conducir, son considerados como gasto extraordinario por los Juzgados en los últimos tiempos.

            5. Las clases de inglés.

6. El pago de un alquiler si fuese necesario el traslado de provincia para estudiar.

Consejo profesional

Mi consejo como profesional para evitar problemas futuros, se especifique lo más posible que gastos serán considerados como extraordinarios en el convenio regulador, y así evitaremos tener que acudir nuevamente a los Tribunales para que sean ellos quienes lo determinen.

Creación:

Mª Ángeles Hinojosa Aguilar. Ver más.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close