¿Cómo puedo proteger mi marca o nombre comercial?

Muchos de nosotros hemos creado nuestra propia marca, nuestro logo de abogados, ya sea con nuestras iniciales, nuestro nombre o el nombre de nuestro despacho. Pero una vez creado este, no sabemos como proteger esta creación que, con tanto cariño, hemos creado. ¿Cómo puedo proteger mi marca o nombre comercial?

¿En qué se diferencian la marca y el nombre comercial?

La marca es todo signo susceptible de representación gráfica que sirve para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otras.

Más concretamente, el artículo 4 de la Ley de Marcas (Ley 17/2001, de 7 de diciembre), comprende el concepto de lo que se considera marca, y enumera una serie de signos que pueden ser marca, entre los que hay:

  1. Las palabras o combinaciones de palabras.
  2. Las imágenes, figuras, símbolos y dibujos.
  3. Las letras, las cifras y sus combinaciones.
  4. Las formas tridimensionales (envoltorios, envases y la forma del producto o de su presentación).
  5. Los sonoros.
  6. Cualquier combinación de los anteriores.

La condición que pone dicho artículo para que estos signos sean considerados marca es que cumpla dos requisitos:

  • Poseer carácter distintivo.
  • Ser susceptible de ser representado gráficamente.

Podrán constituir marcas todos los signos, especialmente las palabras, incluidos los nombres de personas, los dibujos, las letras, las cifras, los colores, la forma del producto o de su embalaje, o los sonidos, a condición de que tales signos sean apropiados para:

a) distinguir los productos o los servicios de una empresa de los de otras empresas y

b) ser representados en el Registro de Marcas de manera tal que permita a las autoridades competentes y al público en general determinar el objeto claro y preciso de la protección otorgada a su titular.

Artículo 4 de la Ley de Marcas

Mientras tanto, el nombre comercial no representa como tal a un producto o servicio en el mercado, sino que sirve para identificar a la empresa como tal en el tráfico mercantil.

Por verlo con un ejemplo. El nombre comercial sería el nombre de nuestro despacho, mientras que la marca sería el logotipo que creamos para representar a nuestro despacho y nuestros servicios.

Pongamos dos ejemplos claros para diferenciar marca y nombre comercial. Mientras que ‘Coca Cola Company’ es el nombre comercial, Coca Cola o Fanta son algunas de sus marcas; mientras que Apple es el nombre comercial, Iphone o Ipad son algunas de sus marcas.

seven assorted-brand soda cans
Coca Cola Company es el nombre comercial y Fanta es una de sus marcas.

¿Es necesario que proteja mi marca y nombre comercial?

Acabas de empezar, tu marca y tu nombre aún no son muy conocidos, y te preguntas si es necesario que protejas los mismos. Total, quien va a copiarte o hacer algo con tu logo.

Es cierto. Pero también lo es que cuando comienzas y creas tu marca y tu nombre comercial lo haces con la idea de crecer, y de que algún día éstos representen algo importante.

Tu marca y nombre van a ir adquiriendo valores asociados a los mismos. Valores de calidad, confianza, seguridad o reconocimiento profesional.

Y esto hace que tu marca tenga un valor intangible.

Por tanto, el registro de estos signos distintivos  no es obligatorio pero sí recomendable, ya que el nacimiento del derecho exclusivo sobre los mismos nace del registro válidamente efectuado.

¿Cómo puedo proteger mi marca o nombre comercial?

Tal y como dispone la Ley de Marcas en su artículo 2, el derecho de propiedad sobre la marca y el nombre comercial se adquiere por el registro válidamente efectuado.

Por tanto, para disponer de derechos sobre los mismos y poder protegerlos adecuadamente es necesario registrarlos válidamente.

En España, este registro se llevará a cabo ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), y podrá solicitarse por cualquier persona natural o jurídica.

Aunque se contempla presentar la solicitud presencialmente en papel en la OEPM, dada la situación actual, y también, que debemos apostar por las nuevas tecnologías de cara a facilitarnos el trabajo, mi recomendación es presentar la solicitud de registro telemáticamente, a través de la sede electrónica.

Además, la presentación telemática conlleva una reducción del 15% de las tasas de solicitud, con lo que eso supone para nuestros bolsillos claro.

No voy a entrar a comentar como proteger mi marca o nombre comercial en la Unión Europea, ya que ya tenéis un artículo sobre esta cuestión. Simplemente hacer mención a que existe este procedimiento y que debéis tenerlo en cuenta si vuestra marca o nombre comercial tuviera transcendencia en la Unión.

Antes de registrar es importante consultar.

Con esta rima vengo a haceros una recomendación muy importante. Antes de efectuar la solicitud de nuestra marca o nombre comercial. Es más, antes incluso de crear nuestra marca o nombre comercial, os recomiendo efectuar una búsqueda de los mismos tanto en Google como en los buscadores de marcas de la OEPM.

La búsqueda en Google nos puede orientar si nuestra marca o nombre comercial ya existe o si alguno de mis competidores principales usa una marca o nombre similar o que podría afectarme a la hora de posicionarme.

Por otro lado, la búsqueda en el buscador de la OEPM me asegura que mis signos distintivos están libres y no los está utilizando otra persona.

Esto es muy importante dado que la OEPM, cuando examine mi marca o nombre, comprobará en primer lugar si estos son contrarios a la Ley, al orden público o a las buenas costumbres y, en segundo lugar, publicará mi marca o nombre y notificará a los titulares de derechos anteriores que pudieran verse afectados y, en tal caso, podrían denegarme el registro (sin entrar en profundidad sobre los trámites de oposición y de prohibición que daría para otra publicación).

¿Cuánto dura este procedimiento registro?

De acuerdo con la Ley de Marcas, en su disposición adicional quinta, el plazo máximo de que dispone la OEPM para resolver una solicitud de marca es de:

  • 12 meses si la solicitud no sufre ningún suspenso y no tuviera oposiciones.
  • 20 meses si sufriera algún suspenso o tuviera oposiciones.

He registrado mi marca o nombre comercial. ¿Por cuánto tiempo estará protegida?

Una vez que has registrado tu marca o nombre comercial, este registro otorga protección sobre la misma por un plazo de 10 años contados desde la fecha de presentación de la solicitud.

Durante este plazo podremos estar tranquilos al saber que nuestra marca y nuestro nombre comercial estarán protegidos.

Además, finalizados esos 10 años, ambos podrán renovarse por períodos sucesivos de 10 años.

Creación:

Rubén Insúa Jurado. Ver más.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Phone 659141287 E-mail iurisfacil@gmail.com Hours Envíanos un electrónico o whatsapp cuándo lo necesites, (horarios de administración: Lunes a Viernes: 16:00-19:00)
All original content on these pages is fingerprinted and certified by Digiprove
Subir a inicio
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close