¿Eres abogado o profesional del Derecho y no tienes una web con la que darte a conocer? ¡Estás perdiendo clientes!

La demanda de servicios online no hace más que crecer y el mundo de la abogacía no es la excepción.

Contar con nuestro propio espacio en Internet se ha vuelto imprescindible para cualquier negocio.

Si aún no tienes una web en la que ofrecer tus servicios, te cuento en este artículo lo mínimo que debes tener en cuenta para crear tu propia web profesional, sobre todo si estás comenzando y tienes pocos recursos.

¿Te animas a crear tu propia página web?

Contrata un hosting y un dominio.

Si empezamos de cero, vamos a necesitar un hosting y un dominio.

¿Y esto qué es? ¡Que nadie se asuste!

Sin entrar en tecnicismos, podríamos decir que el hosting es la “casa” en la que se encuentra una web, es el espacio en el que se encuentran los archivos, medios y bases de datos para que cuando alguien te busque en internet tu web aparezca.

Por otro lado el dominio no es más que el nombre de tu web, es decir, el nombre que sigue a www.

Para elegir el mismo debes tener en cuenta si quieres enfocarte en una web corporativa u optar por tu propio nombre (si está disponible). Te recomiendo esta segunda opción si quieres trabajar tu propia marca personal, lo cual te reportará muchos beneficios y oportunidades como expliqué en este post sobre Marca Personal para Abogados.

¿Y dónde podemos encontrar un proveedor de hosting y de dominio? Basta con buscar el internet para que te aparezcan multitud de empresas, como cualquier otro servicio y a precios asequibles, sobre todo si estamos comenzando.

Crea un Diseño Web personalizado.

El diseño web será la apariencia de tu web, para gustos colores, sin embargo una web limpia y con un estilo coherente en los tonos y diseños será más llamativa para el usuario.

¡No hay que ser diseñador web para tener una web! HTML, XML, CSS… Es más sencillo, y es que no necesitamos manejar conocimientos sobre estos códigos para hacer una web, basta con utilizar un gestor de contenidos o CMS en los que vienen plantillas que podemos utilizar, por lo que solo tendremos que cambiar colores, tamaños, tipografías… a nuestro gusto y ¡voilá!

Suena fácil, sin embargo implica bastante tiempo y paciencia… No nos engañemos.

Copywriting o el poder de las palabras.

¡Fácil! Piensa en el cliente y en qué necesita y busca. Olvídate de los textos aburridos, técnicos, párrafos largos… tenemos que transmitir un mensaje que capte la atención y brinde confianza.

Un mensaje directo, fácil y que deje claro cuál es nuestra propuesta de valor y por qué somos la mejor opción.

Una formula efectiva: Piensa en el problema del cliente, en qué solución es la más adecuada y preséntate como la mejor alternativa entre la competencia destacando tus cualidades y tu ventaja competitiva.

¿Por qué deberían contratarte a ti?

Humaniza tu marca: fotos propias o del equipo.

Fotos de calidad y que reflejen tu personalidad.

Olvídate de buscar en un banco de imágenes las típicas fotos llenas de libros decimonónicos, manos sellando pactos y un largo etc nada atractivo.

Sobre todo, si estás pensando en tu propia marca personal utiliza tu web para presentarte en las diferentes páginas; o, si se trata de una web corporativa muestra la cara del equipo. Nos gusta ver quién hay detrás de una pantalla.

Un poquito de SEO…

Será necesario si queremos una web, ¡Pero una web que se vea!

Debemos hacer un estudio de la competencia, observar por qué palabras clave están apareciendo y utilizarlas en los encabezados de nuestra web (Headings o títulos) de forma estratégica.

Esto tendremos que hacerlo en todas las páginas de nuestra web, es decir, tanto en el inicio como en las páginas que creemos para presentar cada uno de nuestros servicios. Sólo así podremos hacer que nuestra web compita con las mejores posicionadas de la competencia para poder ir ganando posiciones en los resultados de búsqueda hasta llegar a la primera página de resultados.

El SEO incluye muchas técnicas y es un trabajo a largo plazo… pero apostar por las palabras clave que queremos aparecer es, sin duda, necesario a la hora de escribir nuestros textos en la web.

CTA o dejar clara la acción que queremos que realicen en la web.

Todo debe estar enfocado a nuestro objetivo con la web, que nos conozca y ¡Nos contacten! Por lo que deja clara en la estructura de la web cual es la acción que debe realizar el usuario que te visite facilitando la misma.

Botones con “llamadas a la acción” (CTA o Call To Action) llamativos y formularios de contacto que faciliten al usuario contactar durante toda la navegación por nuestra web.

Esto guarda relación con lo que he mencionado sobre crear un diseño web simple, si la web no es navegable el usuario se mareará y se irá sin contactar.

Ahora que conoces lo básico para poder crear una web efectiva para abogados ¿Te animas a crear la tuya propia?

Si estás comenzando como abogado o aún no tienes una web te animo a que crees tu propio espacio en Internet para darte a conocer y abrirte un hueco entre la competencia.

Aunque no tengas conocimientos técnicos teniendo en cuenta lo de arriba podrás crear tu propia página web.

Por tanto, si te animas a poner todo esto en práctica, podrás tener una web sencilla y personalizada sin necesidad de contar con grandes recursos.

Cristina Clemente
Cristina Clemente

Abogada en Cáceres

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *