¿Sabes cómo debe viajar un perro en el coche? ¿Qué puede suceder si incumples la normativa vigente? En este post, te lo contamos todo.

Hay diferentes formas de transportar un perro en coche, pero siempre se deben tener en cuenta la comodidad del perro y de los pasajeros, y, sobretodo, la seguridad en caso de accidente.

El artículo 18 del Reglamento general de circulación, establece lo siguiente:

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

De la misma forma, el art. 13.2 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad VialLey de seguridad Vial, reproduce exactamente el contenido del artículo anterior.

Por lo tanto, la normativa vigente no especifica cómo se debe transportar un perro en coche en el coche, aunque sí indica algunas características básicas de conducción que se deben tener en cuenta: libertad de movimientos, campo de visión necesario, atención permanente en la conducción y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados.

Análisis por DGT de eficacia de los sistemas de retención que más se comercializan

Así pues, la Dirección General de Tráfico, ha analizado la eficacia de los sistemas de retención que más se comercializan:

Para demostrar la necesidad de que nuestras mascotas viajen con seguridad, RACE (Real Automóvil Club de España) ha realizado una serie de crash-tests en los que se simulaba una colisión frontal a 50 km/h, utilizando un maniquí de perro de 22 kilos de peso y otro de adulto como conductor.

La mejor forma de llevar mascotas, si éstas son pequeñas, es en su transportín en el suelo del vehículo. Si la mascota es grande, lo mejor es colocar el transportín en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. Preferible en este caso, para mayor seguridad, combinar este sistema con la rejilla divisoria.

En cualquier caso, utilice siempre un sistema de sujeción adecuado, no deje que el animal vaya en brazos, consulte al veterinario cómo prevenir mareos, no deje a su mascota en el interior del vehículo con altas temperaturas y cuando abra el portón o la puerta, prevea situaciones de riesgo, ya que el animal puede salir corriendo”.

Además, con el resultado del estudio, ha elaborado la siguiente lista donde se reúnen las conclusiones del mismo:

Puedes encontrar esta información en la Revista de la DGT.

La RACE, por su parte, en una publicación de fecha 30 de julio de 2018, siguiendo la misma línea, nos indica que debemos elegir un sistema de retención que haya demostrado su eficacia mediante ensayos de choque o que están homologados mediante normas europeas, por ejemplo, ECE R17 o DIN 75410-2. Los hay de diferentes tipos en función de la talla o peso del animal:

Arneses

Arneses
Arneses

Recomendados especialmente para perros. Sujetan a las mascotas mediante el cinturón de seguridad (ten en cuenta su longitud) o los dispositivos Isofix. Los correajes que se enganchan al collar del perro no retienen al animal y supone un riesgo para los pasajeros.

Rejilla divisoria

Rejilla divisoria
Rejilla divisoria

Permite habilitar el maletero para el transporte de animales de gran tamaño en vehículos con portón trasero o familiares. Hay que tener en cuenta la estabilidad tanto de los respaldos de los asientos como del montaje de la rejilla. Las más seguras y recomendadas son las que van montadas desde el techo del vehículo al suelo del maletero y que cumplen las normas DIN 75410-2.

Transportín

Trasportín
Transportín

Es uno de los métodos más seguros. Si lo sitúas en el maletero (para perros de gran tamaño) se colocará lo más cerca posible del respaldo y en posición transversal respecto a la dirección de la marcha.
Para pequeñas mascotas, los transportines se deben colocar dentro del habitáculo, sobre el suelo detrás de los asientos delanteros. Nunca sobre el asiento sujeto por un cinturón de seguridad, ya que las pruebas realizadas ponen de manifiesto que la caja se rompe y la mascota sale despedida a través de la pared del trasportín.

Por lo que, en síntesis, debemos diferenciar:

  • En el caso de perros de gran tamaño, lo más aconsejable es llevarlo en el maletero utilizando rejillas divisorias para que el espacio del habitáculo quede totalmente separado del maletero. Para evitar que el animal se mueva por el espacio de carga pudiendo desestabilizar al vehículo, lo más seguro es combinar la rejilla divisoria con un trasportín adaptado al tamaño del perro.
  • Para mascotas pequeñas la alternativa más segura es el trasportín situado dentro del habitáculo, pero no en cualquier sitio. El trasportín debe situarse sobre el suelo y detrás del respaldo de los asientos delanteros.

INFRACCIONES Y MULTAS

El transporte inadecuado de animales en coches u otros vehículos puede conllevar multas o sanciones económicas a los conductores. Si el animal viaja sin la adecuada sujeción para evitar que interfieran en la conducción, esta infracción puede derivar en una multa de hasta 100 euros.

Además, las sanciones económicas pueden alcanzar los 200 euros en caso de hechos que se consideran como “conducción negligente”, creando una situación de riesgo, cuando el animal viaja totalmente suelto en el interior del vehículo e, incluso, de 500 € con la pérdida de 6 puntos del carnet de conducir, si viaja en el regazo del conductor.

También es importante resaltar que, en caso de que se averigüe que la mascota fue la causante directa o indirecta de un accidente, su propietario será el responsable por los daños o perjuicios ocasionados a terceros.

Creación:

Helena Alacreu Pérez-Fusterver más.

close

Hola! Ya que estás por aquí, hablemos un poco... 😉

Ahora no me apetece, prefiero continuar a la web.

Te propongo una cosa:

Imagina que eres estudiante y tienes miedo a no estar preparado para desempeñar tu profesión al terminar la carrera. O que, por el contrario, eres ya profesional y no consigues destacar en el sector.

Todo esto, seas del bando que seas, representa un problema con fácil solución gracias a nuestra comunidad jurídica y portal online.

En Iuris Fácil tenemos todo lo que se necesita para enseñarte lo que debes saber sobre el Derecho para que comiences o continúes tu sendero profesional con experiencia, ideas y rodeado de referentes en tu sector.

Sea cual sea tu caso. Me gustaría regalarte un pase al mundo jurídico real. ¿Te gustaría entrar?

Antes necesito saber la verdad sobre ti:

Si te ha gustado nuestra conversación, y me dejas tu correo en el formulario de abajo, te enseñaremos todo lo que debes saber sobre el Derecho y la profesión de la abogacía para que comiences o continúes tu carrera profesional de una forma ideal: rodeado de referentes en el sector.

¡No te preocupes! no te enviaremos spam, solo ideas geniales, recordatorios de publicaciones y consejos prácticos 😉

Aquí tienes nuestra política de privacidad para más información.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *