DERECHO CONSTITUCIONAL, TODO

Derechos fundamentales y mecanismos de tutela

En este post me gustaría tratar de un tema muy candente en la actualidad pese a que no lo tenemos demasiado en cuenta, se trata de los derechos fundamentales.

Anotación 2019-12-16 093212

Evolución histórica y significación.

En primer lugar, me gustaría tomar de ellos una perspectiva histórica señalando que pese a que la terminología de derechos fundamentales es relativamente reciento el concepto intrínseco de los mismos se remonta a los inicios del pensamiento humanista. 

Tesis como las postuladas en el seno de la doctrina estoica acerca de la unidad universal de los hombres, o afirmaciones cristianas como la igualdad de todos los seres humanos ante Dios constituyen en el mundo antiguo un aldabonazo para despertar y alentar la conciencia de la dignidad humana. Posteriormente, en los siglos XVI y XVII nace la necesidad de proteger los denominados derechos naturales, aquellos inherentes a la propia persona. Pero, no fue hasta 1789 donde se plasman por primera vez los derechos fundamentales en la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano. En todo caso, podemos definir a los derechos naturales como los inherentes a la propia dignidad humana mientras que los derechos fundamentales son los que efectivamente se plasman en los ordenamientos jurídicos para su protección. En consecuencia, los podemos caracterizar por ser innatos, inherentes y exigibles frente al Estado.

Tutela de los derechos fundamentales

Ante los Tribunales ordinarios.

fd

Por otra parte, en relación a la tutela de los derechos fundamentales debemos acudir al art. 53 de la Constitución Española en cuyo apartado segundo establece que cualquier ciudadano podrá recabar la tutela de las libertades y derechos reconocidos en el art. 14 y en la sección primera del capítulo segundo ante los Tribunales ordinarios por un procedimiento basado en los principios de preferencia y sumariedad y, en su caso, a través del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. 

Con lo que podemos establecer con carácter general que en un primer momento se alegaran ante el órgano judicial ordinario, con la especialidad de que se seguirá un procedimiento basado en la preferencia y sumariedad. Lo cual viene a significar que:

  • Los procesos judiciales sobre tutela de estos derechos son de tramitación preferente, la regla general es que los procesos se despachan por su orden, es decir, según se hayan ido incoando. Pero si alguno es declarado preferente se conocerá antes que cualquier otro pese a que se haya incoado posteriormente, con lo que se tramita, despacha y resuelve sin dilación alguna. 
  • En relación a la sumariedad supone que se reducirán a los trámites mínimos imprescindibles, eliminando o acumulando todas las formalidades y actuaciones que se pueda. 

Defensor del Pueblo. 

También podemos destacar como mecanismo de tutela de los derechos fundamentales la institución del Defensor del Pueblo establecido en el art. 54 de la CE y desarrollado legislativamente en la LO 3/1981, 6 abril. Se trata del alto comisionado de las Cortes Generales que tiene por objeto recibir e investigar las quejas que las personas físicas o jurídicas (debidamente identificadas) le presenten. 

tff+

El procedimiento ante el mismo se detalla en la citada ley y cabe resaltar que el Defensor del Pueblo puede actuar tanto ante el poder ejecutivo en la investigación de la actuación de la Administración General del Estado o de la Comunidad Autónoma, así como en el poder legislativo, pese a que no tiene potestad para modificar o derogar leyes si puede realizar recomendaciones a cerca de los mismos ante las Cortes, y también en el poder judicial está legitimado para interponer recursos de inconstitucionalidad y de amparo, pero cuando reciba quejas a cerca del funcionamiento de la Administración de Justicia deberá remitirlas al Ministerio Fiscal o al Consejo General del Poder Judicial.

Recurso de amparo constitucional. 

Otro mecanismo muy importante para defensa de los derechos fundamentales es el recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional el cual se caracteriza por ser extraordinario (solo puede interponerse en caso de vulneración de derechos fundamentales) y subsidiario (requiere haber agotado la vía judicial previamente). 

gh

Los actos sujetos al recurso de amparo son tanto de órganos legislativos de las Cortes Generales o de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas siempre que sean actos sin valor de ley y que sean firmes. También los actos de órganos políticos o administrativos y de órganos judiciales, en este último caso se requiere que se hayan agotado todas las vías de impugnación previas, que la violación sea imputable de forma inmediata a la actuación del órgano judicial y se haya denunciado en tiempo y forma en el procedimiento principal. 

El plazo de interposición es de tres meses en el primero de los casos desde que el acto o norma es firme, veinte días en el segundo caso y treinta días. Podrán interponer el recurso de amparo toda persona física y jurídica con un interés legítimo, así como el Defensor del Pueblo y el Ministerio Fiscal. Respecto de la tramitación del procedimiento os traslado a los artículos 45 y siguientes de la LO 2/1979, 3 de octubre, del Tribunal Constitucional. 

Y en último lugar, hacer referencia a la sentencia de amparo que únicamente se limitará a otorgar o no el amparo solicitado, no conocerá del fondo de la cuestión y en caso de ser estimatoria declarará, además, según los casos, la nulidad del acto o norma requerido, así como el reconocimiento del derecho que se ha vulnerado y el restablecimiento del recurrente en la integridad de su derecho.

Recurso ante el TEDH. 

Para finalizar, no debemos olvidar que también se puede interponer recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos para la defensa de los derechos fundamentales, sin perjuicio de ser objeto de otro post más detallado podemos resumir este recurso de la siguiente forma:

  1. Es muy importante invocar la violación del Convenio Europeo de Derechos Humanos ante las jurisdicciones nacionales.
  2. Siempre hay que recurrir previamente ante el Tribunal Supremo.
  3. Es fundamental haber agotado las vías nacionales antes del recurso ante TEDH.

jh

En relación a la tramitación del procedimiento creo que es susceptible de un análisis pormenorizado en otro post y con carácter general remito a los artículos 46 y siguientes del Convenio.

En última instancia, pese a que en algunos aspectos no ha sido un análisis jurídico muy profundo y daría para realizar ulteriores posts, agradezco enormemente a todo aquel que lea este post y espero que le haya ayudado a comprender mejor el concepto de derechos fundamentales y las distintas vías para su protección.


Creación:

Miriam Víboras Gil,
Graduada en Derecho por la Universidad de Granada y opositora a la carrera judicial y fiscal.
Redactora colaboradora en Iuris Fácil. 

IMG_20190920_151159.jpg


Bibliografía:

 

1 comentario en “Derechos fundamentales y mecanismos de tutela”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s