Pisos de estudiantes: el alquiler y consejos

¡¡Atento/a estudiante!! ¿Por qué has llegado aquí?

Es tu último año de instituto. ¿Estás pensando en ir a la universidad o en hacer un ciclo y tienes que alquilar un piso? ¿Has llegado a esa edad en la que dices: quiero vivir solo? ¿O simplemente has llegado aquí para informarte sobre el alquiler de una vivienda?

Sea cual sea el caso, vamos a adentrarnos en el tema: consejos para alquilar una vivienda, pasando por un punto importante: la regulación de un arrendamiento o alquiler.

¿Qué ley regula el alquiler de una vivienda?

La mejor opción para proceder al alquiler de una vivienda es consultar la propia ley y lo que nos indica al respecto. Hoy en día sigue vigente la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, que es la que vamos a utilizar para saber lo necesario antes de alquilar una vivienda.

 

Debemos ser prudentes y saber que, aunque el derecho nos garantiza la seguridad, a veces nosotros debemos acercarnos a esa seguridad de primeras. Es decir, debemos acceder a los medios que nos proporciona el Derecho para poder estar seguros realmente de que estamos haciendo lo correcto y no esperar que sea así ciegamente hasta tener un problema. Ya que, por ejemplo, en el caso de alquiler de una vivienda ¿cómo podemos estar seguros de que la persona que nos la alquila es el propietario real y no es ficticio?

Consejos prácticos para alquilar una vivienda y no tener problemas:

1- Saber quién es el/la propietario/a de la vivienda. 

Para esto debemos acceder al Registro de la Propiedad. Con los avances tecnológicos era de esperar que, a parte de poder ir físicamente al registro de tu ciudad, puedas hacerlo online entrando en: Registradores.org.

En el Registro de la Propiedad vas a encontrar la información que necesites respecto a la inscripción o anotación de actos y contratos que tienen que ver con el dominio o demás derechos reales sobre bienes inmuebles. Es decir, vas a poder buscar información sobre un piso, por ejemplo encontrándote con el nombre del dueño, si este piso tiene cargas…etc

Si el alquiler se realiza por inmobiliaria, sabrás quién es el dueño por el contrato. De todas formas la inmobiliaria será quién gestione todo.

2- Leer el contrato con detenimiento

Otro aspecto a tener en cuenta antes de firmar el contrato es leerlo con detenimiento. Deberías buscar un modelo típico de contrato de arrendamiento, o al menos tener claros sus puntos básicos. Si quieres acceder a un ejemplo de un contrato de arrendamiento accede a mi post sobre ello pinchando aquí: Contrato de arrendamiento: ejemplo.

3- Cuándo tengas el piso, fotografía hasta el último detalle

Finalmente, podrías evitarte problemas haciendo algo tan simple como unas fotos y el inventario del contenido de la vivienda (una idea que ya he incluido en el post Contrato de arrendamiento: ejemplo). Es buena idea tener una imagen visual de la vivienda en el momento del alquiler para poder tener una prueba de sus defectos y virtudes antes de firmar el contrato y evitar que nos achaquen rascazos en el parqué, objetos perdidos, rotos…etc. A parte, ya es típico que se haga un inventario por escrito del contenido de la vivienda.

4- Indicar a los dueños o a la inmobiliaria los desperfectos

Debes comprobar que todo funcione adecuadamente en el momento de la entrega de llaves, si no es así, los dueños deben procurar arreglar los desperfectos y proporcionarte lo básico que contiene la vivienda. Es decir, si hay muebles en muy mal estado como un sofá roto o un colchón destrozado deben cambiarlo.

5- Respetar las normas impuestas 

Lo normal es que haya normas básicas: no agujerear paredes, no romper nada, pagar en tal fecha de cada mes…etc.

Si agujereas las paredes o haces lo que no debes, te pueden quitar la fianza. A lo mismo que si no pagas en los días señalados, pueden incrementar las cantidades de pago como sanción.

A veces tendrás que pagar las facturas en el banco, otras en la inmobiliaria, otras a los dueños y otras en gestorías. Sea como sea siempre te tienen que dar un resguardo del pago o la factura sellada. Pero no pagues si no te enseñan la factura o si no indica que es de la vivienda en la que estás alquilado/a.

6- Dividir tareas y pagos

Si tienes compañeros/as de piso es importante poner unos límites. Deberíais repartiros las tareas y reiterar que si pasa algo en el piso, se hará cargo la persona responsable. Es importante hacer saber que quién rompe paga y quién crea problemas es el/la responsable.

7- Puedes irte del piso si dejas a una persona en tu lugar

En este caso, puedes intentar arreglarlo con los dueños. Si avisas con antelación y pones a una persona en tu lugar, puedes abandonar la vivienda. Si no encuentras a nadie, lo normal es que pierdas la fianza y tengas que pagar lo correspondiente a lo contratado.

8- Cuidado con las fiestas y el ruido

Las comunidades de propietarios cada vez soportan menos a inquilinos con hábitos molestos. Diferencias de edad, diferencias en la personalidad y distintos tipos de vida pueden propiciar un ambiente tenso si te dedicas a hacer ruido y montar fiestas sin control.

Ya sabes que las viviendas son para el descanso de las personas y hacer su día a día. Se debe respetar el silencio en ciertas horas del día, en caso de no hacerlo es fácil encontrarte con la policía en tu puerta y una “factura” en mano.

9- Normas de la comunidad

Te recomiendo una lectura detenida de las normas de la comunidad. Es fácil encontrar un papel en la entrada del edificio o en las proximidades indicando temas como el anterior (ruido, descanso…etc) y además temas como la prohibición de tener animales u otras apreciaciones a tener en cuenta.

10- Deja limpio el piso al final

Cuando vayas a abandonar el piso a final de curso, intenta no dejar todo hecho un desastre. Nadie te pide que lo dejes como los “chorros del oro”, pero ten en cuenta que parte de tu fianza puede irse para servicio de limpieza si no haces lo mínimo.

OJO! estudiantes.

Si eres estudiante y estás pensando en alquilar un piso, se que tendrás unas ideas en mente similares a estas: barato, bien situado, luminoso, amplio…etc.

En las fechas de búsqueda de piso (generalmente desde principios de junio), un estudiante va a pasarse días, o semanas antes de encontrar el piso correcto, o no, hay quién tiene suerte. Como experiencia personal: cuidado con los “chollos”, los “buah que barato” y los “si, si, hoy mismo firmamos”. Hay que mirar muy bien a quién y cómo firmamos ese contrato. Puede ser a la típica señora o señor que te encuentras promocionando su piso por la calle o en Internet (Vibbo, Wallapop, Milanuncios…) o puede ser con Inmobiliaria.

Alquilar un piso a un particular sin tener a alguien de por medio, es decir un alquiler de: te encuentro en la calle o por Internet, ves el piso y firmas rápido…puede acarrear algún problema a largo plazo. Puede darse el caso de que el piso tenga humedades terribles en Diciembre tras haberlo visto en Junio en perfecto estado. Puede darse el caso de que el arrendador se olvide de comentarte que hay una comunidad a pagar. Puede ser que con las prisas te olvides de tratar el tema de Internet y que en el piso no te deje instalar por tener que “obrar por cableado” o que (aunque suene a chiste) llegues a compartir sin saberlo internet con otros estudiantes alquilados en el piso de al lado…

Y al final, por los puede ser…te quedas sin “x” cantidad de dinero o te metes en un problema que terminará de una manera u otra, pero al fin y al cabo: un problema.


Consulta: Contrato de arrendamiento 2019: ejemplo. para acceder al post del contenido de un contrato de arrendamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s